Machos castrados

SIN EXCEPCIONES, a partir de los 7 meses, nunca cogemos ningún macho no castrado.                                                         

Pero... ¿por qué? 

Después de trabajar con centenares de perros, los que no estaban castrados SIEMPRE nos han acabado marcando paredes, muebles, sofás, camas de otras mascotas, terraza, patios... Por no hablar de cómo han sido molestos para otros perros o perras que lo estaban y sólo querían jugar... 

¿Por qué aquí marcan y en mi casa no? Fácil. 
Están con otros perros, quieren dominarse, quieren marcar su nuevo territorio... Aquí hay hembras, incluso a veces con el celo, se excitan, se descontrolan, y a la que uno marca, todos marcan detrás. Así que para la tranquilidad de todos, por higiene, por no agobiar a otros compañeros, y, sobre todo, porque queremos una convivencia tranquila y sin que nadie acose a nadie, los machos... castrados. 



Friends... ¡only friends!